El Pokémon Go y sus efectos

Por si hay alguien todavía que no sabe de lo que hablamos, el Pokémon Go es un juego de realidad aumentada que en los últimos tiempos está revolucionando a un gran número de usuarios, los cuales tienen que ir por la calle “cazando” de manera virtual, por supuesto, a estos seres, los pokémon.

Para que sepáis el alcance que está teniendo solo diré que en pocos días ya tenía más usuarios incluso que Twitter u otras redes sociales como Tinder o Snapchat.

Cuando se pregunta a los expertos el por qué está teniendo tanto éxito, sin duda la respuesta suele ser la misma, es algo nuevo, innovador, todos quieren saber de qué se trata, unos se enganchan y otros no, pero visto lo visto muchos eligen la primera opción.

En este juego hay una cosa clave y es que los usuarios encuentran una recompensa inmediata, veo el pokemon y tengo la opción de ir hacia él y atraparlo, los jugadores tienen un papel enormemente protagonista, y eso gusta, y mucho.

Esto genera que el usuario tenga un aumento de autoestima, aunque sea mientras juega, no podemos olvidar también otra sensación común en este juego, la frustración en el momento en el que no conseguimos el ansiado premio.

Una de la cosas, que en mi opinión es más negativa de este juego, a parte de los riesgos que tiene el ir corriendo sin  prestar atención de un lado a otro, es que los jugadores tienen una importante disminución de la tolerancia a la frustración, es decir, no soportan la frustración, quieren su recompensa y la quieren ya.

Para poder concretar a partir de cuanto tiempo de uso hace falta para que se noten sus efectos negativos hace falta aún muchos estudios, pero hay una línea clave, en el momento en el que el usuario descuida cosas como sus estudios, trabajo, familia o que haceres diarios, ahí empezamos a tener un problema.

Si además de esto la persona no hace más que pensar en jugar, debemos de preocuparnos, no jugar más al juego o consulta con un especialista.

Sus defensores hablan de socialización, que este juego permite a los jóvenes socializar, pero eso no es del todo así, unos, los más sociables, van jugando acompañados de sus amigos, pero los que tienen problemas en éste área, siguen jugando solos.

Para socializar sin duda hay alternativas mucho mejores que estar pegado por la calle con el teléfono móvil, hacer deporte en grupo o realizar cursos o talleres sin duda es mejor a la hora de socializar.

Otros hablan de que gracias a este juego los jóvenes pasean y conocen su ciudad, sin duda esto es cierto pero yo me pregunto, ¿A que precio?,¿Acaso no seria mejor que conocieran su ciudad por «simple» cultura?, o ¿Que pasearan por el «simple» placer de pasear?

Sin duda este videojuego es como todo, en pequeñas dosis puede ser divertido y positivo pero si nos excedemos puedo causarnos graves problemas.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *