La terapia psicológica que llevamos a cabo en Sorribas Psicología es la mas utilizada en el caso de la depresión, la terapia cognitivo-conductual.

Esta se ha mostrado enormemente efectiva en caso de depresión moderada o grave.

La duración de la terapia depende del tipo de depresión que se ha diagnosticado al paciente y la evolución que ha llevado.

Los modelos cognitivos consideran que las personas procesamos información, la información que esta en nuestro alrededor antes de emitir una respuesta.
Lo que hacemos es clasificar, evaluar y dar un significado al estimulo en función las experiencias que ha tenido la persona y el medio en el que se mueve.

Los objetivos a conseguir durante la terapia cognitivo conductual son:

  • Aprender a evaluar las situaciones que son relevantes de manera realista.
  • Aprender a tener en cuenta todos los datos existentes en esas situaciones.
  • Aprender a formular explicaciones de manera racional que son alternativas para el resultado de las interacciones que se vayan produciendo.
  • Poner a prueba los supuestos irracionales que son desadaptativos, que no nos ayudan… llevando a cabo comportamientos diferentes de acuerdo con las alternativas racionales que hemos generado de manera que nos proporcionen oportunidades para conseguir el éxito para un repertorio amplio de cara a interaccionar con otras personas y a solucionar nuestros problemas.

Para todo esto usaremos técnicas cognitivas y conductuales. En los primeros momentos del tratamiento se suelen emplear técnicas conductuales para acercarse al funcionamiento que tenía el paciente antes de tener la depresión, una vez que se ha conseguido esto se van utilizando un mayor número de técnicas cognitivas que requieren un razonamiento abstracto y que van a servir para acceder a la organización cognitiva del paciente, buscar distorsiones cognitivas en los pensamientos negativos y automáticos.

Entre las técnicas conductuales podemos reseñar: la programación de actividades y asignación de tareas graduales, la práctica cognitiva y el entrenamiento asertivo. En las técnicas cognitivas destacamos el entrenamiento en observación, registro de cogniciones, demostrar al paciente la relación que existe entre el pensamiento, los sentimientos y la conducta.